SUSCRÍBETE

Recibe ofertas y novedades

El experto recomienda

Si la vida está llena de colores, ¿por qué nos vamos a limitar solo al blanco y negro?

Una campana, un frigorífico, un horno, el microondas, la lavadora, el lavaplatos o incluso un pequeño electrodoméstico a tono con tu color favorito -en medio de colores base- pueden volverse los protagonistas de toda la decoración.

Los electrodomésticos de color son aptos para cualquier diseño de cocina y estilo personal: moderno, desenfadado, vintage, retro, rústicas, vanguardistas con una nota excéntrica y hasta glam.

A pesar que el negro siempre es el primer color en selección, el rojo, el azul o el naranja, también son fuertes opciones a la hora de decorar. Eso sí, no debes olvidar que toda la cocina deberá llevar una buena combinación y el color siempre deberá ser el mismo.

Los colores claros o pasteles siempre serán una buena opción para cuando queremos recrear un espacio amplio.

Ahora bien, los colores neutros son los más óptimos para los electrodomésticos grandes porque de esta forma distraen la vista disminuyendo su gran tamaño.

El blanco: el predilecto porque permite combinar el electrodoméstico en casi cualquier cocina haciéndolo pasar casi desapercibido camuflándose con los muebles o paredes blancas. Este además da una sensación de pureza e higiene difícil de lograr con otros colores.

El acero inox: se caracteriza por su acabado, en la percepción del color y de alta calidad.

EL negro: inicialmente era el más difícil de combinar pero eso ha cambiado con el tiempo y las nuevas creaciones. Este color nunca pasa desapercibido y otorga sofisticación cuando es usado en el ambiente adecuado.

Lo bueno de nuestros electrodomésticos es que se adaptan a cualquier tipo de decoración que tengas en mente, agregando no solo funcionalidad y calidad absoluta sino también un toque decorativo que no pasará desapercibido.

¿De qué color es la cocina de tu hogar?